Home » Europa y la izquierda

Europa y la izquierda

El 9 de mayo se inauguró la “Conferencia sobre el futuro de Europa” con una declaración conjunta del Parlamento Europeo, el Consejo y la Comisión Europea. Según esta declaración, la Conferencia debería servir de plataforma para las reflexiones, ideas y propuestas de los ciudadanos europeos en relación con retos como el cambio climático, la digitalización, la migración, la igualdad, la salud, etc. Y se promete que se respetarán las recomendaciones. Pero todavía existe el riesgo, de que esta conferencia se convierta en otra oportunidad perdida que sigue siendo una promesa meramente decorativa a menos que realmente haya un proceso participativo y democrático que proporcione la participación de los ciudadanos y la participación de los movimientos sociales, sindicatos y partidos políticos. 

Para la izquierda europea, esta conferencia es una oportunidad para presentar su visión sobre el futuro de Europa. Hemos elaborado un documento en el que presentamos nuestros puntos clave. El punto de partida es la observación de que Europa sigue sumida en una profunda crisis económica, social y política, que la pandemia está exacerbando. En la pandemia se hizo evidente que la política neoliberal predominante no es capaz de abordar la crisis de una manera adecuada y que necesitamos un cambio fundamental en la política europea. En primer lugar, hay que combatir la pandemia. Por lo tanto, la Izquierda Europea apoya firmemente la Iniciativa Ciudadana Europea “Right2Cure” para el libre acceso a las vacunas y para hacer de la vacuna un bien común. También tenemos que luchar contra los dramáticos efectos económicos y sociales de la pandemia estableciendo, en particular, un plan de rescate para los trabajadores y sus familias. 

Incluso la Comisión Europea y los Gobiernos europeos suspendieron algunos elementos esenciales de la política de austeridad neoliberal como el Pacto de Estabilidad y Crecimiento y crearon un fondo de recuperación dotado con 750.000 millones de euros.  Este podría ser un punto de partida para una recuperación económica real frente también a los retos ecológicos como el cambio climático. Un elemento clave para nosotros es la transformación social-ecológica o un Green New Deal de izquierda. Necesitamos una revolución verde de la industria que combine las necesidades ecológicas y sociales. Un Nuevo Pacto Verde de izquierda tiene que ir de la mano con la expansión de los derechos de los trabajadores. La reciente Cumbre Social organizada por los Sindicatos con la petición de un protocolo social vinculante es un punto de referencia.

Es imposible hablar de un compromiso europeo concreto con la dimensión social de Europa a menos que todos los sistemas de protección social, incluidas las pensiones y los salarios, se ajusten a las normas más estrictas. 

La pandemia demostró el fracaso de la política neoliberal. La era de las políticas de austeridad está llegando a su fin. La izquierda europea debe presentarse como protagonista de un cambio radical de la política europea. Una política tan diferente orientada al interés de la gente no puede basarse en los Tratados existentes. Los Tratados de Maastricht y de Lisboa no proporcionan una base para una Europa social, democrática, ecológica y pacífica. Hay que cambiarlos. Es tarea de la izquierda allanar el camino.

Para hacer esto se necesita una izquierda europea fuerte. Desafortunadamente, no está en una buena forma. Se enfrenta a tiempos difíciles. 

En los países nórdicos los partidos de izquierda son relativamente estables. En algunos países como en Francia la izquierda está fragmentada o dividida. En Italia la izquierda es terriblemente débil. También en Alemania la izquierda está perdiendo terreno siendo una fuerza política importante. Pero también hay algunos partidos como el Prb en Bélgica o el Bloco de Esquerda en Portugal que están aumentando. Y no debemos olvidar que Syriza en Grecia a pesar de algunas pérdidas  junto con Akel en Chipre sigue siendo el partido de izquierda más grande de Europa. 

Para salir de esta situación y fortalecerse de nuevo, es necesario que la izquierda tenga una estrategia política clara y supere sus divisiones. La conferencia sobre el futuro de Europa es una buena oportunidad para intensificar este debate estratégico. El Partido de la Izquierda Europea está comprometido con este debate. También estamos comprometidos con una mayor cooperación entre la izquierda y las fuerzas políticas progresistas, para lo cual el debate sobre el futuro de Europa también podría ser útil. En este contexto, me gustaría referirme al Foro Europeo anual que estamos organizando junto con otras fuerzas progresistas y ecológicas y que es también una plataforma para el debate y la cooperación.

Como ya se ha dicho y en nuestro documento para la conferencia sobre el futuro de Europa se esbozan los elementos clave de una perspectiva de izquierda: una política de protección de las personas, el fortalecimiento de los derechos sociales, la defensa de la democracia y la transformación socioecológica. Otra prioridad es la paz y el desarme, con los que la izquierda europea está firmemente comprometida. Nos enfrentamos a una situación alarmante con el riesgo de una nueva guerra fría. La reciente cumbre de la Otan en Bruselas se centró en China, que se considera un rival sistémico. La Otan se presentó como parte de la estrategia geopolítica de los Estados Unidos luchando por la supremacía en el mundo. La izquierda europea apoyó la cumbre anti-Otan organizada por la red internacional “No a la guerra – No a la Otan” condenando sus peligrosos planes de expansión. Estamos estrictamente en contra de la militarización de la Unión Europea. El compromiso por la paz y el desarme y el compromiso por un Nuevo Pacto Verde de izquierda están estrechamente vinculados. Combatir la militarización también significa combatir la crisis climática porque la guerra y los ejercicios militares son los mayores daños al medio ambiente. 

Con esta edición de Quistioni queremos contribuir a un amplio debate sobre el futuro desarrollo de Europa. También es una contribución al desarrollo de una estrategia política global para la izquierda en Europa. 

Heinz Bierbaum es presidente del Partido de la Izquierda Europea. Es sociólogo y economista.